Hablemos de hilos tensores o hilos faciales de PDO

hilos tensores

Los hilos tensores o comúnmente conocidos como hilos faciales de PDO, son suturas de polidioxanona que se reabsorben de forma natural entre las  24 – 32 semanas. Es un material seguro que se reabsorbe por hidrólisis.

La solución para quienes presentan flacidez en el rostro,  uno de los signos más comunes de la edad en hombres y mujeres, el rostro luce cansado y la piel se ve poco radiante, menos firme. 

 Afortunadamente quienes buscan un tratamiento o solución para la flacidez facial, con el uso de los Hilos tensores  no tienen la necesidad de someterse a una cirugía y sus complicaciones

Este tratamiento de hilos tensores logra resultados altamente efectivos y notorios, como los de un tratamiento con bótox o kybella. Los hilos tensores logran el rejuvenecimiento del rostro como por arte de magia,  desapareciendo arrugas, líneas de expresión, y la flacidez facial. 

hilos tensores implementación

¿Qué efectos causan los hilos tensores?

  • Aumenta la densidad y elasticidad de los tejidos de la piel  
  • Genera un efecto lifting  
  • Logran un efecto de firmeza y luminosidad en la piel del rostro
  • La prevención al revitalizar el tejido, retrasa el envejecimiento.

¿Cuáles son los beneficios de los hilos tensores?

Pueden usarse en el cuello y resto del cuerpo, para ayudar estéticamente con:

  • La Flacidez: Aportando firmeza 
  • Arrugas y líneas de expresión: Incrementa en volumen y rellena  las arrugas y líneas de expresión.
  • Opacidad: Aportando luminosidad y brillo por la estimulación de la microcirculación  sanguínea y celular.
  • Envejecimiento de la piel: Logra un efecto de  rejuvenecimiento de los tejidos celulares, desacelerando el envejecimiento y la flacidez. 

Quieres rejuvenecer tu rostro, agenda tu cita para evaluación en Medilight Center

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría saber todos los servicios que tenemos disponibles para ti?

También te puede interesar

es_ESEspañol